Cheescake de calabaza y boniato

Home / Recetas / Cheescake de calabaza y boniato
Cheescake de calabaza y boniato

Este cheescake de calabaza y boniato fue un pedido especial de Óliver que quería “un pastel de Halloween”, y aunque aun falte un poco para esa fecha no tardé en pensar una rica receta. La verdad es que me la inventé, toda, y la hice con total riesgo de que saliera cualquier cosa… sin embargo, salió la mejor receta que jamás hice.

No tiene misterio y es muy fácil de hacer, vamos a ello.

Ingredientes

La crema

2 boniatos medianos
1/2 calabaza sepallo (la alargada, no la redonda que he puesto en las fotos, pero también puede usarse).
200 gr de queso tipo Philadelphia
250 gr de queso mascarpone
70 gr de azúcar o su equivalente en dulce (pueden ser dátiles)
3 huevos enteros
Un chorrito de esencia de vainilla

La base

Un paquete de galletas digestive
100 gr de mantequilla

Receta

La noche anterior puse en el horno la calabaza y los boniatos sin pelar envueltos en papel plata hasta que estuvieran hechos. Los dejé reposar y justo antes de hacer el cheescake les quité la piel (sale muy fácilmente). Recuerda que a la calabaza hay que quitarle semillas y el cabello.

Usamos un molde redondo desmoldable de 28cm de diámetro, trituramos las galletas digestive hasta que quede como un polvillo y lo mezclamos con la mantequilla previamente derretida hasta conseguir una pasta. Esta pasta la distribuimos por toda la base del molde y reservamos.

En una batidora de vaso metemos todos los ingredientes de la crema sin orden predefinido y mezclamos hasta conseguir una pasta homogénea y fina. Puede parecer que queda muy líquido, pero la magia se hace.

Pones toda la mezcla del vaso en el molde (puedes poner mantequilla en el molde por dentro para desmoldar más fácilmente) y lo metes al horno media hora a 180 grados.

Ya sabes, confirmas que está hecha metiendo un cuchillo y sacándolo limpio.

Una vez hecho el cheescake y cuando esté a temperatura ambiente, lo pones en la nevera al menos 24 horas.

El resultado es increíble, de una cremosidad brutal.

¡Espero que os salga riquísimo!

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.